Foto: @jorgerpsuv

El comando de campaña del chavismo denunció este martes que el alcalde opositor Pedro Abreu, del municipio Rojas en el estado Barinas, se retractó de apoyar a Nicolás Maduro en las elecciones del 28 de julio «luego de haber recibido amenazas de muerte» por parte de antichavistas, por lo que pidió investigar el caso.

En una declaración ante periodistas, el jefe del equipo oficialista y presidente del Parlamento, Jorge Rodríguez, aseguró que Abreu -elegido en 2021 gracias al respaldo de la Plataforma Unitaria Democrática (PUD), la principal coalición opositora- «ha recibido amenazas de muerte».

Las supuestas amenazas al alcalde de Barinas

Según dijo, el opositor -que desmintió el lunes el apoyo a Maduro anunciado por Rodríguez horas antes- tenía previsto viajar a Caracas para manifestar su respaldo al presidente, como lo hicieron otros tres alcaldes, pero tuvo un contratiempo que le impidió concretar el traslado desde el estado Barinas, a unos 540 kilómetros de distancia.

Entonces, prosiguió Rodríguez, antichavistas -sin nombrar a nadie- se enteraron de este plan y llamaron a Abreu para amenazarlo con que «iba a ser calcinada su vivienda mientras se trasladaba a Caracas» y que «su vehículo va a ser quemado».

El chavista, que asegura saber quién está detrás de estas amenazas, pidió al Parlamento investigar este caso, partiendo del registro de llamadas que recibió el alcalde.

Instó a la Fiscalía a averiguar «de inmediato» estos señalamientos y pidió al Centro Carter y a un grupo de panel de expertos de Naciones Unidas, que participarán como veedores en los comicios, que se pronuncien al respecto.

Tras su declaración del lunes, en la que desmintió a Rodríguez, Abreu no ha hecho más comentarios públicos ni ha atendido las numerosas llamadas telefónicas hechas por Efe para conocer detalles del caso.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!