López Obrador cree que el plan migratorio de EE. UU. no funcionará
EFE/ José Méndez

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acusó este lunes a YouTube de estar tomado por un grupo de “conservadores» después de que la plataforma borró su conferencia de prensa del 22 de febrero por difundir el teléfono de la corresponsal de The New York Times en México, Natalie Kitroeff.

“YouTube me cepilló (quitó su video), a varios. Tengo información, a lo mejor no lo saben los dueños de YouTube, pero aprovecho para pedirles que investiguen porque parece que la empresa aquí, como sucedía con Twitter, estaba tomada por conservadores vinculados a un partido conservador”, dijo en su rueda de prensa matutina.

El gobernante mexicano se refirió a la polémica que surgió el jueves, cuando él exhibió una carta de Kitroeff con su teléfono y un cuestionario sobre una investigación de Estados Unidos, cerrada ahora, de supuestos sobornos del Cartel de Sinaloa y del Cartel de los Zetas que recibió la campaña de López Obrador en 2018.

YouTube eliminó el video al argumentar que la difusión del teléfono de la periodista podría calificar como acoso, pero el mandatario calificó los hechos como “censura” y acusó al gigante tecnológico de tener una “actitud prepotente y autoritaria”.

Apuntó que la libertad “es sublime” y que no los “consultaron cuando se aprobaron esas normas”.

“No es un asunto solo técnico, es un asunto político, porque ni modo que esta norma se le aplique a nuestros adversarios, si me mientan la madre (me insultan), si se meten con mi familia, si me calumnian un día sí y el otro también», enfatizó.

«¿Por qué no afectó las normas de la comunidad el periodista (Tim Golden de ProPublica) que hizo el reportaje donde yo recibía dinero del narcotráfico?”, preguntó.

El mandatario criticó que a The New York Times no lo han tocado “ni con el pétalo de una rosa” tras sus investigaciones.

“Ahí tienen a (Julian) Assange (fundador de Wikileaks) injustamente detenido ¿Y dónde está la libertad de expresión? Por eso digo que la Estatua de la Libertad se ha convertido en un símbolo vacío. Al principio pensé que la regresaran a Francia, pero mejor que nos la manden acá», manifestó.

López Obrador también reveló que un miembro de la oficina de la Presidencia conversó con YouTube para volver a colocar el video, pero refirió que él se negó porque la condición era retirar el número telefónico mostrado.

“Cuando yo me enteré le dije respetuosamente: no, no, porque voy a volver a poner la carta que le enviaron a Jesús (Ramírez, vocero de presidencia), para que vean el tono, el modito”, precisó.

El presidente mexicano volvió a leer la carta que envió Kitroeff a la Presidencia, aunque ahora sin el número, e insistió en que el teléfono de la comunicadora es “institucional” y “público”.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!