Foto: Redacción

El gobierno de Argentina anunció este lunes la puesta en marcha de un sistema por el que se darán bonos a personas que no cuenten con cobertura de servicios de salud privados para que paguen con ellos prácticas sanitarias.

El presidente argentino, Javier Milei, había prometido durante la campaña electoral del año pasado impulsar el denominado «sistema de voucher de salud» para las personas sin cobertura médica.

El acceso a la salud es un derecho consagrado en la Constitución argentina y actualmente los ciudadanos que cuenten o no con un plan de salud privado o gestionado por un sindicato pueden acceder sin restricciones al sistema público de salud, que es gratuito para los pacientes.

Milei, que aplica un fuerte ajuste en las cuentas públicas, se ha mostrado en desacuerdo con la gratuidad del sistema, por lo que en campaña propuso que quienes no puedan pagar servicios de medicina privada reciban un bono para cubrir esos servicios.

La novedad es que esos bonos no los pagará el Estado nacional argentino sino los estados municipales.

El Ministerio de Salud informó en un comunicado que el nuevo sistema se estrena en un sanatorio público-privado de la ciudad bonaerense de San Nicolás.

Seguro médico municipal

«La ciudad de San Nicolás es el primer lugar del país en implementar este sistema, mediante el cual se brindará cobertura médica a los casi 50.000 vecinos que no cuentan con obra social ni medicina prepaga, que representan 30% de la población local», precisa el comunicado.

El denominado seguro médico municipal se instrumenta a través de una credencial digital, lo cual permite tener un control de las atenciones para evitar fraudes.

«A través de este sistema, el municipio se hace cargo de pagar solo por aquellas prestaciones médicas que el vecino recibe y que se corresponden con la atención primaria de la salud, el nivel que corresponde a los municipios. Es decir, el municipio se asegura de subsidiar la demanda y no la oferta, como promueve el presidente Javier Milei«, añade el comunicado.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!