jóvenes insultos Vinícius
Foto Archivo

Tres jóvenes aficionados del Valencia recibieron una condena este lunes a ocho meses de prisión y a dos años sin entrar a estadios de fútbol por haber proferido insultos racistas en Mestalla contra el jugador del Real Madrid Vinícius Jr, además de al pago de las costas.

Todas las partes cerraron un acuerdo de conformidad al que se adhirieron en una rápida vista. Se condenó a los jóvenes por un delito contra la integridad moral con el agravante de odio por sus insultos a Vinícius. «A la vista del reconocimiento de los hechos por parte de los acusados, nos adherimos», señaló la fiscal de Delitos de Odio Susana Gisbert, a la que siguieron en los mismos términos el resto de representantes.

El atenuante del arrepentimiento, que se incluyó a petición de Vinícius Jr y del Real Madrid una carta de disculpa y el reconocimiento a viva voz de ese arrepentimiento por los insultos, supuso la rebaja de un tercio de la pena para los jóvenes. La pena inicial sería de 12 meses de prisión, pero se redujo a ocho. Asimismo, la pena de tres años sin poder acceder a partidos en estadios donde se celebren partidos de la Liga o la Federación Española quedó en dos.

Las defensas de los tres acusados pidieron la suspensión de la pena de prisión. Se trató de una petición que entraba dentro del pacto alcanzado por la Fiscalía, LaLiga, la Federación Española y el Real Madrid y Vinícius. Ahora lo deberá confirmar la jueza.

El pasado 21 de mayo de 2023, en un enfrentamiento entre el Valencia y el Real Madrid, Vinicius denunció recibir insultos racistas. Los autores del hecho eran los seguidores ubicados en la Grada de Animación. El partido se paró unos minutos, el jugador identificó a uno de los acusados. Tras la denuncia de LaLiga esa misma noche, se identificó a otros dos con las cámaras internas del Valencia.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!